1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programme Area: Gender and Development

Cuál es la importancia del cuidado para el desarrollo social (Síntesis de investigación y política de UNRISD)



El trabajo de prestación de cuidados, remunerado o no, contribuye al bienestar, el desarrollo social y el crecimiento económico. No obstante, los costos de la restación de cuidados se distribuyen de forma desigual entre géneros y clases. Las familias, en sus diversas formas, siguen siendo la institución clave para satisfacer las necesidades de cuidados. El desafío reside en forjar políticas que apoyen a las familias y descansen sobre ciertos principios: reconocer y garantizar los derechos de los proveedores y beneficiarios de los cuidados; distribuir los costos de forma más equitativa en toda la sociedad y apoyar las formas profesionales, decentemente remuneradas y compasivas de cuidado.

El término trabajo no remunerado de prestación de cuidados incluye el trabajo doméstico (preparación de alimentos, limpieza) y el cuidado de personas (bañar a un niño, cuidar de un adulto mayor frágil) que se realiza en los hogares y las comunidades. Estas labores contribuyen al bienestar y al crecimiento económico por medio de la reproducción de una fuerza laboral apta, productiva y capaz de aprender y ser creativa. Las mujeres desempeñan el grueso del trabajo no remunerado de cuidados en todas las economías y culturas, Además, se calcula que si se asignase un valor monetario para este tipo de trabajo, representaría entre 10 y 39 por ciento del PIB.

No obstante su valor económico, el trabajo no remunerado de prestación de cuidados no figura en las encuestas de fuerza laboral. Tampoco forma parte del cálculo del PIB. Por lo tanto, se trata de una labor invisible en las representaciones de la economía que alimentan la formulación de las políticas. De forma análoga, a pesar de su importancia para alcanzar muchos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (reducir la mortalidad infantil, alcanzar la educación primaria universal, combatir el VIH/SIDA, reducir la mortalidad materna), los mismos ODM no mencionan el trabajo no remunerado de prestación de cuidados.

Los servicios remunerados de cuidados, como el cuidado infantil, la atención de adultos mayores, las guarderías y la docencia, también constituyen una parte creciente de la economía y el empleo en muchos países. En los Estados Unidos, por ejemplo, la fuerza laboral empleada en los servicios profesionales y domésticos de cuidados ha incrementado de 13.3 por ciento en 1900 a 22.6 por ciento en 1998 (casi tantos trabajadores como en el sector de la manufactura). En la India se ha observado un aumento considerable del número de trabajadores domésticos en los diez últimos años de liberalización económica. Cuando el trabajo de cuidados recibe un pago decente y una protección adecuada, puede satisfacer los intereses tanto de los trabajadores como de los usuarios de esos servicios. Pero no es lo que se observa habitualmente.

¿Por qué la política de desarrollo debería ocuparse del cuidado? Algunos destacarían su importancia para los procesos de desarrollo económico, ya sea en razón de su contribución a la formación de "capital humano" o como componente de la "inversión social". Otros entienden el cuidado en términos más amplios, como parte del tejido de la sociedad y elemento integral del desarrollo social. La forma en que las sociedades abordan el cuidado tiene implicaciones trascendentes para las relaciones y desigualdades de género.

La necesidad de ocuparse del cuidado a través de una política pública es ahora más imperante que nunca. La masiva entrada de las mujeres a la fuerza laboral remunerada—tendencia casi mundial—ha reducido el tiempo hasta ahora destinado al cuidado no remunerado de la familia y los amigos. Al mismo tiempo, el envejecimiento de la población en algunos países y las crisis sanitarias de envergadura en otros (en especial el VIH y el SIDA) han intensificado la necesidad de contar con servicios de prestación de cuidados. En muchos países en desarrollo cuyos sistemas públicos de salud se han visto profundamente debilitados tras décadas de reforma orientada por el mercado, buena parte de la carga del cuidado recae sobre las mujeres y niñas.

El cuidado sostiene el desarrollo social y económico, y sin embargo, es poco lo que se ha investigado sobre las modalidades de prestación de estos servicios. La investigación de UNRISD ha comenzado a llenar esa laguna.

Las Síntesis de investigación y política de UNRISD pretenden mejorar la calidad del diálogo sobre el desarrollo. Sitúan la investigación del Instituto dentro de un marco general de los debates sobre el desarrollo social, sintetizan los resultados y ponen de relieve cuestiones que deben considerarse en los procesos de toma de decisiones. Las Síntesis presentan la información de una forma concisa que debería resultar de utilidad para los encargados de formular políticas, académicos, activistas y periodistas, entre otros.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 5 May 2010
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1815-0853
    From: UNRISD