1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back to Publication

Igualdad de género: La lucha por la justicia en un mundo desigual


Extracto del Capítulo 4 - Consolidación de beneficios para la mujer: La necesidad de una agenda política más amplia

En los capítulos anteriores se subrayó el hecho de que las políticas neoliberales y la mundialización generan efectos contradictorios en el bienestar individual. No obstante que bajo las normas actuales de liberalización, los reglamentos y restricciones nacionales al capital son cada vez menos restrictivos, hay efectos contradictorios en el aumento de la productividad y en los niveles de vida. Aunque la competencia pudiera estimular la productividad, no la garantiza, puesto que el incremento en el poder de negociación de las empresas puede permitir que éstas se apoyen en los salarios bajos para reducir sus costos en vez de emprender innovaciones. Más aún, la capacidad del sector público para administrar el proceso de crecimiento y desarrollo puede llegar a reducirse. En este proceso, las mujeres pueden beneficiarse de las posibilidades de empleo que hasta entonces no habían existido, pero al mismo tiempo se enfrentan a un entorno macroeconómico más inestable que anteriormente y con poca protección social. ¿De qué manera ha cambiado la brecha entre hombres y mujeres en relación con el bienestar, en esta época de liberalización y de crecimiento económico dirigido hacia el exterior? Más aún, esos países que crecen con mayor rapidez, ¿se desempeñan mejor en la reducción de las diferencias de género?

A fin de responder a estas preguntas se requiere de un método adecuado para evaluar el bienestar desde la perspectiva de género. Las mediciones de los ingresos promedio no son adecuadas debido a que con demasiada frecuencia se utiliza el hogar como la unidad de análisis, y se supone que los recursos del hogar se comparten equitativamente entre sus miembros masculinos y femeninos; por lo tanto, no constituyen una medición correcta para trazar los cambios en el acceso de la mujer a los ingresos del hogar. Más aún, agregados macroeconómicos tales como el producto interno bruto (PIB) por habitante no toman en cuenta el trabajo no remunerado, el cual es realizado en gran parte por las mujeres. En todo caso, el bienestar es más extensivo de lo que se pueda medir con un parámetro monetario. El interés por estos asuntos ha dado como resultado una transformación profunda en la conceptualización del bienestar desde la perspectiva de género.

Para abrir el archivo PDF o recibirlo por e-mail, elija una opción a la derecha.