1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Género y desarrollo

The Political and Social Economy of Care in the Republic of Korea



En este documento se aplica la idea del “diamante del cuidado”—marco conceptual utilizado para comprender la forma en que el estado, el mercado, la familia y la comunidad producen y suministran el cuidado—a la economía política y social del cuidado en la República de Corea. El argumento central que los elementos institucionales que conforman el diamante del cuidado en Corea han cambiado de forma bastante considerable desde la década de los noventa en respuesta a los cambios de los contextos político, económico y social del país. A la luz de las reformas de la política de armonización entre la familia y el trabajo, se examina la reconfiguración del diamante del cuidado y su importancia para el género. En la primera sección del documento se describe el régimen de política social de Corea y su relación con la idea del diamante del cuidado; en la segunda sección se resaltan las conclusiones clave del análisis de una encuesta sobre el uso del tiempo con base en datos de 1999 y 2004; en la tercera y última sección se discute la economía política del cambio de política a través de un análisis concienzudo de las configuraciones del régimen de cuidado y los procesos de formulación de las políticas sociales en Corea desde los años noventa, para ponderar sus implicaciones de género.

El régimen de política social de Corea se caracteriza tanto por un fuerte “familismo” y como por una marcada orientación hacia el padre como sostén de la familia. Además, por tratarse de un país recientemente industrializado, Corea debe desenvolverse simultáneamente en dos contextos socioeconómicos: el de país desarrollado y el de nación en desarrollo. Por ejemplo, un rápido declive de la tasa de fecundidad y el envejecimiento demográfico, el cambio hacia una economía basada en los servicios y el conocimiento, aunados a la modificación de las normas sobre las “desfamilización”, la individualización y la igualdad de género son todos factores que coexisten en un mercado laboral no estructurado de considerable tamaño y un estado benefactor subdesarrollado. No obstante, la situación ha cambiado desde los años noventa con las respuestas del gobierno a los cambios suscitados en los contextos político y socioeconómico. El estado benefactor ha crecido considerablemente desde 1997, y desde 2003 se ha observado una ampliación significativa del cuidado social. Este documento se concentra en un aspecto de la expansión de ese cuidado: las políticas de atención a la infancia y de armonización entre la familia y el trabajo.

El análisis de la encuesta sobre el uso del tiempo basado en datos de 1999 y 2004 revela que, a pesar del mayor apoyo del estado a la carga del cuidado que asume la familia, la mujer continúa ocupándose de una buena parte del trabajo de cuidado no remunerado en el hogar, y que el valor total de este trabajo representa un porcentaje considerable del producto interno bruto (PIB). El análisis indica que las mujeres casadas asumen el grueso de la carga del trabajo de cuidado no remunerado en Corea, y que una porción considerable de este trabajo se concentra en el cuidado de los niños. Basándose en los datos de esta encuesta, Peng concluye que la división del trabajo entre los géneros permanece relativamente inmutable entre 1999 y 2004, y que independientemente de su situación de empleo, las mujeres—sobre todo las mujeres casadas—se hicieron cargo de una parte desproporcionadamente grande del trabajo de cuidado no remunerado, tanto en cuanto a cantidad de tiempo como a grado de participación. Los cálculos indican que en 2004, el trabajo de cuidado no remunerado representó cerca de 29 por ciento del PIB, con 24 por ciento de contribución por parte de las mujeres y entre 5 y 6 por ciento por parte de los hombres.

El diamante del cuidado en Corea se ha inclinado tradicionalmente hacia la familia y el mercado; en ese contexto, la mujer absorbe una enorme cantidad del trabajo de cuidado no remunerado, y el mercado ofrece trabajos razonablemente seguros a los hombres como sostén de la familia. Desde los años noventa, el estado coreano ha cumplido una función mayor en la regulación, el suministro y el financiamiento de los servicios de cuidado social. Parecería que la participación del estado en la previsión social y el cuidado continuará creciendo. El papel del mercado de proveer y mantener empleo estable y seguro para el padre como sostén de la familia se ha debilitado a raíz de las reformas del mercado laboral, tras las cuales se ha reposicionado como proveedor de servicios sociales y del cuidado, así como fuente de nuevos, si bien precarios, empleos en el sector de los servicios. Dado que una porción significativa de esta nueva industria del sector de los servicios tiene que ver con el cuidado, tanto de niños como de adultos mayores, es probable que el mercado pase a cumplir un papel cada vez más destacado en el diamante del cuidado. La familia sigue siendo un lugar importante para la previsión social y del cuidado, pero se le ha relevado de algunas de sus responsabilidades en materia de cuidado y previsión con el aumento de la participación del estado y el mercado en la previsión social. Finalmente, cada vez es mayor la expectativa de que las organizaciones no gubernamentales y de voluntarios pasen a cumplir un papel más destacado en la provisión de previsión y cuidado social. La configuración del diamante del cuidado de Corea se ha transformado desde entonces, al pasar de un marcado énfasis en la familia y el mercado hacia una redistribución más equilibrada de la provisión de cuidado y previsión.

Las reformas de la política social han contribuido mucho a la reconfiguración del diamante del cuidado. Sin embargo, estas reformas no se dieron de una forma racional y sistemática. En su lugar, como bien lo ilustra el caso de las reformas de las políticas de cuidado infantil y armonización entre la familia y el trabajo, resultó de una confrontación intensa entre diversos actores políticos dentro y fuera del gobierno. Un análisis del proceso de formulación de la política sobre el cuidado infantil revela que el proceso político y las ideas cumplen un papel importante en la conformación de la política social y el régimen de previsión.

Este documento demuestra que el régimen del cuidado en Corea ha cambiado desde los años noventa en respuesta a las transformaciones ocurridas en los contextos político y socioeconómico del país. La reciente expansión del cuidado social ha contribuido a una redistribución más equilibrada de la provisión del cuidado y la previsión entre el estado, la familia, el mercado y la comunidad. Pero persisten algunas dudas en cuanto a si estos cambios se traducirán en una mayor igualdad de género en el país. Hasta ahora, no existen pruebas de que ello haya ocurrido.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 16 Oct 2009
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1994-8026
    From: UNRISD