1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Mercados, empresas y regulación

The Greening of Business in Mexico



En los años 80 las tendencias asociadas con la liberalización económica, el crecimiento enfocado en la exportación y la inversión directa extranjera, espolearon un vigoroso debate en México sobre los efectos que estos tendrían en el medio ambiente. No obstante algunos sostenían que las empresas adoptarían tecnologías más limpias otros hacían hincapié en los posibles costos ambientales y sociales. Ofreciéndonos un cuadro panorámico y una evaluación de la respuesta empresarial ante las preocupaciones sobre el medio ambiente, este documento examina los hechos tal cual se dieron en los años 90. Identifica tanto algunas de las iniciativas principales encaminadas a lograr una tecnología más limpia y la certificación ambiental, así como las instituciones que han tenido un papel pautador en fomentar el sentido de responsabilidad empresarial en relación con el medio ambiente. Además de evaluar la escala y efectividad de estas acciones, el documento analiza las implicaciones que las tendencias más difundidas asociadas con la pauta dominante de crecimiento económico tendrían sobre la protección ambiental y la responsabilidad empresarial en favor del medio ambiente.

A raíz de la Cumbre de la Tierra (1992) y del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (1994), se ha producido una oleada de actividad institucional en México para incitar a las corporaciones empresariales a que saneen sus operaciones en beneficio del medio ambiente, y algunas compañías han tomado ciertas iniciativas importantes para mejorar el manejo ambiental. Pero tal vez más primordial para el largo plazo es el hecho de que ahora existe un conjunto de instituciones—privadas, públicas y regionales—bastante integrales que están estimulando respuestas del sector privado en el terreno de protección al medio ambiente por parte de las empresas.

Este escenario de incipiente pero positivo cambio tecnológico e institucional se ve confrontado por otro en el que las compañías hacen pequeños ajustes para mejorar el manejo ambiental, adjudicándose exagerados honores y dejando de lado los aspectos cruciales relacionados con el seguimiento y la verificación independiente. El documento cuestiona el contenido del “ambientalismo empresarial”, sugiriendo que se ha actuado con un enfoque de mira demasiado estrecha en soluciones técnicas apaciguadoras para reducir los caudales de basuras en lugar de una reestructuración más concienzuda para mejorar la higiene y la seguridad de la comunidad, asimismo que la calidad de vida más en general.

Lo que más preocupa son los efectos ambientales y sociales de las tendencias asociadas con la estrategia económica dominante que se persigue en el país. Tal estrategia ha atraído la inversión en actividades industriales altamente contaminantes y la localización de empresas en las zonas urbanas con infraestructuras, sistemas de planificación y regímenes fiscales débiles. El empuje de “modernizar” y desarrollar rápidamente ciertos sectores económicos como el turismo, ha favorecido los intereses privados a expensas, tanto de los grupos comunitarios, como del enfoque de desarrollo que brinda equilibrio a las consideraciones económicas, ambientales y sociales.

El análisis revela un escenario complejo de avanzadas y repliegues. A la par que en el resto del mundo, con más información acerca de los efectos de la producción industrial y la mayor preocupación por la calidad de nuestro entorno ambiental, la presión pública sobre el empresariado en busca de una respuesta responsable de protección del medio ambiente, ha aumentado. A su vez, los mercados necesitan mayor consideración de estos efectos y compensar generosamente a algunos de los participantes. Pero, el creciente volumen de producción, la tendencia hacia aumentar la producción para el comercio internacional y la composición cambiante de la producción, conspiran en conjunto para intensificar la contaminación mientras se vuelcan hacia el uso de escasos recursos naturales. Para agravar el problema, la tendencia se acelera hacia la concentración regional, con los males de urbanización que le acompañan.

La marcada visibilidad de las campañas empresariales para hacer publicidad de sus esfuerzos individuales y colectivos de actuación responsable en favor del medio ambiente, es respuesta directa de las exigencias impuestas por los ciudadanos para que se establezca una mejor reglamentación. En México, el proceso activo de desarrollo institucional privado para prevenir las acciones del sector público ha sido muy bien acogido por un gobierno comprometido con restringir su intervención en la economía. Si bien se han dado algunas nuevas asociaciones satisfactorias, y se han logrado importantes avances en la diseminación y aplicación de remedios tecnológicos para algunos ejemplos especialmente atroces de contaminación industrial, la calidad general del medio ambiente es de deterioro, como resultado de la estrategia presente de desarrollo con la subsiguiente pauta de polarización social.

Los programas corporativos para la autorreglamentación han creado la impresión de avances importantes. Tanto el mercado como las demandas de los consumidores juegan un papel importante en crear oportunidades para que los productores se comporten de modo responsable mientras incrementan sus ganancias. Este hecho es particularmente cierto en el caso de los productos cuyas cualidades benignas al medio ambiente pueden identificarse y comercializarse con facilidad, como es el caso de los productos agrícolas orgánicos y los servicios ambientales como el ecoturismo. Inevitablemente, hay un elemento de confusión en el proceso de informar y educar al público, así como en cultivar las nuevas demandas, pero algunos productores mexicanos se han embarcado claramente en programas ambiciosos para sacar ventaja de esta tendencia. Empero, dadas las condiciones actuales de competencia internacional intensificada, es probable que algunos actores escogerán la ruta menos costosa de “reverdecimiento” en lugar de la genuina responsabilidad de salvar y proteger el medio ambiente. Atañe a un movimiento de consumidores y protectores del medio ambiente, la tarea de insistir en que sean más eficientes los empeños empresariales para fomentar la responsabilidad de protección del medio ambiente.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 1 Sep 1999
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1012-6511
    From: UNRISD