1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Género y desarrollo , Eventos especiales

Foreign Direct Investment, Development and Gender Equity: A Review of Research and Policy



Este documento es un resumen de la literatura empírica y relacionada con las políticas sobre las multifacéticas relaciones entre las desigualdades de género y la inversión extranjera directa (IED). Se evalúa la literatura especializada sobre género e IED en relación con la literatura general sobre la IED y el desarrollo económico; se identifican las nuevas direcciones que han tomado las investigaciones en esta área y se analizan las implicaciones que, desde el punto de vista de las políticas, tiene la gestión de la IED para el desarrollo y la equidad de género.

La literatura empírica sobre la relación entre la IED y el crecimiento y el desarrollo es sorprendentemente diversa. En este documento se analizan las investigaciones sobre las repercusiones de la IED en las inversiones, la productividad, el comercio, el empleo, los salarios y las condiciones laborales, y se corroboran apenas algunas de las conclusiones directas que la popularidad de las IED como herramienta para el desarrollo parecería dar por sentado. Sin embargo, no obstante los diversos interrogantes sin respuesta y las aparentes contradicciones, surgen reiteradamente dos aspectos. En primer lugar, es muy poco lo que se sabe sobre el impacto dinámico de la IED. Incluso en casos y situaciones donde se observan las correlaciones positivas entre IED e inversión, empleo o salarios, no se ha analizado a fondo si tal repercusión es sostenida y cómo se mantiene—en qué medida (y cómo) la IED incide sobre el proceso y la trayectoria del desarrollo. En segundo lugar, parecería estar formándose un consenso en torno a la importancia del contexto económico y de las políticas de la IED para determinar su posible efecto.

En lo que atañe la IED y la mujer, resulta claro que la inversión extranjera en las industrias fundamentalmente exportadoras, de uso intensivo de mano de obra han tenido un efecto considerable sobre el trabajo y el desarrollo de la mujer. Pero si bien ha existido una relación positiva entre el empleo de la mujer y la IED en los países semiindustrializados, existe un volumen creciente de datos que comprueban que las mujeres pierden sus puestos frente a los hombres más cualificados a medida que las industrias aumentan su nivel tecnológico, o bien quedan relegadas a los niveles más bajos de la cadena de producción en el trabajo subcontratado a medida que la competencia obliga a las empresas a reducir constantemente los costos. Es probable que la expansión de la IED se traduzca en una mejora a corto plazo de los ingresos de la mujer, pero la trayectoria a largo plazo de los salarios femeninos es menos prometedora. En materia de desigualdad salarial sobre la base del género, las investigaciones sobre IED son congruentes con otras investigaciones que concluyen que el comercio no contribuye a reducir sistemáticamente la brecha salarial basada en el sexo. La naturaleza de la segmentación y la distribución industrial sobre la base del género (en virtud de la cual las mujeres se concentran en sectores de bienes altamente competitivos) y la gran movilidad del capital transnacional son factores cruciales para determinar la brecha salarial entre el hombre y la mujer. Si bien los salarios de las mujeres podrían experimentar un impulso absoluto a raíz de las inversiones extranjeras, es menos probable que esto conlleve a cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Es menester profundizar las investigaciones en las áreas siguientes:

 la IED en el sector servicios, dado que la mayor parte de las investigaciones actuales se concentra en el sector manufacturero, y los servicios constituyen una parte cada vez más importante de las exportaciones de los países en desarrollo
 la relación entre la inversión extranjera y la equidad de género, incluida la ampliación de las formas en que medimos esta última más allá de los salarios y la educación
 una evaluación más profunda de la forma en que el cambio de la estructura de producción internacional y el incremento de la subcontratación afectan las estadísticas relativas al empleo de la mujer y la forma en que evaluamos esos datos
 una mayor comprensión de la relación género-IED a largo plazo, tanto en lo que tiene que ver con el impacto de la IED sobre el género como la repercusión del género sobre la IED
 Finalmente, determinar dónde y por qué la inversión extranjera ha obrado en favor de la mujer y el desarrollo, y analizar con particular énfasis el papel de la política pública.

En la última sección del documento, dedicada al tema de la política pública y la IED, se examinan las políticas de gestión de la IED orientada a la exportación y de uso intensivo de mano de obra, sector en el cual las compañías pueden llegar a ser importantes empleadores de mano de obra femenina. Se argumenta que existen formas distintas de estructurar las políticas de la IED desde una perspectiva de género, y que es fundamental incorporar esta perspectiva en los esfuerzos por vincular este tipo de IED de una forma más estrecha al desarrollo. En esta última sección del documento se presenta un marco para evaluar las políticas de la IED, al categorizarlas de acuerdo con sus distintos objetivos: atraer IED, contribuir al crecimiento económico o promover la igualdad de género. Estos objetivos de política pueden coincidir parcialmente, y de hecho lo hacen.. En esta sección se analizan tres de estas políticas, a saber, aquellas que vinculan la IED con (1) el crecimiento, (2) con el crecimiento y la equidad y (3) con la equidad. Entre las políticas que relacionan la IED con el crecimiento, se evalúan aquellas que confieren ventajas a las empresas nacionales. En cuanto a las políticas que pudieran vincular la IED al crecimiento y la equidad, se evalúan los requisitos de desempeño, incentivos, normas laborales y la regulación de la movilidad del capital físico. Sobre la equidad propiamente dicha, se argumenta que la intervención más importante al alcance de los gobiernos reside en mejorar las capacidades productivas de las mujeres y las jóvenes y en ampliar el apoyo social a disposición de éstas y sus familias al ingresar al mercado laboral. Estas políticas no sólo contribuirán a hacer de las mujeres trabajadores más productivos y, en consecuencia, aprovechar en mayor medida las potenciales ventajas de la IED; también permitirán contrarrestar de forma simultánea las fuentes estructurales de las desigualdades de género.

  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 12 Jan 2006
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 92-9085-065-5
    From: UNRISD