1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Género y desarrollo , Democracia, gobierno y bienestar

Multiculturalism, Universalism and the Claims of Democracy



En estas páginas se estudia el conflicto existente entre el universalismo y el relativismo cultural, y el papel que desempeña la democracia en la resolución de este conflicto. Se defiende que el relativismo cultural no es un aliado útil para el feminismo. Si bien los significados y la importancia social de las prácticas culturales son mejor comprendidos por los que participan en las mismas, el establecimiento social de preferencias y aspiraciones puede significar que las personas más afectadas por una práctica particular tengan mayor dificultad en reconocer el carácter injusto de la misma. Por tanto, una política no intervencionista en lo concerniente a la diferencia cultural puede acabar conduciendo a un orden social injusto. Al mismo tiempo, los principios de la justicia y la igualdad siempre se constituyen en contextos históricos particulares, y a menudo reflejan las preocupaciones de grupos más influyentes, lo que significa que siempre debe considerárseles abiertos a la discusión, la reformulación y el cambio.

Una consecuencia es que, al elaborarse los principios y las políticas, los grupos pertinentes deberían colaborar del modo más estrecho posible. Al tratar de establecer los derechos que deberían considerarse inalienables o las prácticas que deberían estimarse perjudiciales para la igualdad entre hombres y mujeres, no es posible confiar en la simple deducción de principios supuestamente universales, sino que debe recurrirse en todo momento al máximo diálogo posible, para poder hacer frente a los universalismos falsos que tanto han menoscabado la práctica anterior, así como al “sustitucionismo”, que ha conducido a que determinados grupos se presenten como portavoces de grupos restantes. Por tanto, la infrarrepresentación persistente de las mujeres en la mayoría de los debates donde se abordan estas cuestiones se plantea como un problema particularmente grave.

En consecuencia, asegurar una participación más inclusiva es un factor fundamental al abordar el conflicto existente entre el universalismo y el relativismo cultural, pero en estas páginas se advierte contra la esperanza utópica de lograr una democracia plenamente inclusiva. Si las sociedades sólo reconocieran como legítimas las conclusiones resultantes de la participación plena y equitativa de los hombres y las mujeres, los jóvenes y los mayores, más o menos influyentes en todo el mundo, no podrían reconocer la legitimidad de ningún derecho, ya que siempre se discutiría si las personas que participan en el debate son genuinamente representativas. En estas páginas se defiende una “democracia suficientemente adecuada” y se concluye con una serie de orientaciones prácticas que pueden ayudar a identificar las prácticas más convenientes o que mejor se ajustan a los problemas de la igualdad de trato entre hombres y mujeres.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 1 Dec 2001
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1020-8186
    From: UNRISD