1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Mercados, empresas y regulación

Waking Up to Risk: Corporate Responses to HIV/AIDS in the Workplace



En este documento se examina la respuesta de las grandes empresas ante uno de los desafíos del desarrollo más urgentes que afrontan actualmente los países del hemisferio sur, el VIH/SIDA. Se presentan los resultados y el análisis del primer estudio mundial sobre las formas en que las empresas multinacionales reaccionan ante la pandemia, así como los resultados de tres encuestas a grandes empresas en Brasil, Filipinas y Sudáfrica, y estudios de caso de empresas seleccionadas. Esta investigación fue realizada por el Instituto de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD), en colaboración con el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), como respuesta al llamamiento realizado durante el Período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA para que se generaran y analizaran los datos relativos a la respuesta de los diferentes sectores de la sociedad ante esta epidemia.

El principal resultado analítico de esta investigación pone de relieve que el sector empresarial apenas está comenzando a sensibilizarse ante el riesgo que el VIH/SIDA supone para las operaciones comerciales, y que aún deben tomar más conciencia de su gran responsabilidad, surgida de su influencia sobre las condiciones que fomentan la prevalencia del SIDA y reducen las posibilidades para mitigar sus efectos. En muchos casos, el diálogo y las iniciativas que resultan de la relación entre las empresas y el problema del VIH/SIDA se han centrado más en la respuesta de las empresas ante el VIH/SIDA, que en la reacción de la epidemia ante las acciones de las empresas. Sin embargo, la Declaración de Compromiso de las Naciones Unidas en la lucha contra el VIH/SIDA reconoció que todos los actores deben considerar las amplias condiciones económicas y sociales que influyen en la prevalencia y el impacto del VIH/SIDA. Por consiguiente, la comunidad internacional encargada de formular políticas sobre el VIH/SIDA debe actuar para asegurar que más empresas, no sólo “tomen conciencia del riesgo”, sino que también “asuman su responsabilidad” respecto de las condiciones socioeconómicas que influyen en las personas en riesgo o infectadas por el virus.

En estas páginas se discuten los siguientes resultados clave:
  • El 21 por ciento de las 100 empresas multinacionales más importantes afirmaron haber establecido programas o políticas sobre el VIH/SIDA en el lugar de trabajo. Esto representa el 70 por ciento del total de las empresas que respondieron. Sin embargo, sería discutible extrapolar estos resultados para todas las empresas, incluyendo las que no respondieron, puesto que aquellas que carecen de políticas probablemente no hubieran respondido.
  • El 39 por ciento de los sitios Web de las 100 empresas multinacionales más importantes mencionan el VIH/SIDA, aunque sólo el 11 por ciento proporciona información fácilmente identificable que estuviera relacionada específicamente con programas o políticas en el lugar de trabajo.
  • En Sudáfrica, el 60 por ciento de las 25 empresas más importantes aseguran haber establecido programas o políticas al respecto en el lugar de trabajo. El 81 por ciento de las empresas que respondieron han integrado programas y políticas sobre el VIH/SIDA en el seno de su empresa, tanto a nivel de grupo como de filiales, mientras que el 13 por ciento están tomando medidas para que tales programas y políticas pasen del nivel de filiales al nivel de grupo.
  • En Brasil, donde las repercusiones del VIH/SIDA son menores que en Sudáfrica, el número de empresas que ha tomado medidas al respecto es inferior. El 52 por ciento de las 25 empresas más importantes afirman haber establecido un programa o política en el lugar de trabajo sobre el VIH/SIDA. Esto representa el 76 por ciento de las empresas que respondieron. El 12 por ciento afirma que están formulando políticas y que ya existe cierto nivel de prevención y apoyo en el entorno laboral.
  • En Filipinas, donde la prevalencia del VIH/SIDA es actualmente baja, sólo el 16 por ciento de las 25 empresas más importantes han establecido un programa o política sobre el VIH/SIDA. Esto equivale al 25 por ciento de las empresas que respondieron. La mayoría de las empresas que respondieron señalan que no tienen motivos para establecer este tipo de programas o políticas.
  • Hay gran variación en los componentes específicos de prevención y mitigación del VIH/SIDA de los programas y políticas empresariales, al igual que en el grado de cobertura que se ofrece a los trabajadores y sus familias.
  • Los programas y políticas rara vez contemplan las comunidades, proveedores y subcontratistas, aun cuando la mayoría de las empresas que respondieron consideran que debe hacerse frente el VIH/SIDA—y a los riesgos que plantea en los lugares de trabajo y las operaciones comerciales—más allá del lugar de trabajo.
  • La mayoría de las empresas no se dan cuenta cómo sus operaciones y estrategias habituales tienen efecto en la pobreza y, por tanto, en el VIH/SIDA. Esto, a pesar de que la Declaración de Compromiso en la lucha contra el VIH/SIDA de las Naciones Unidas pusiera de relieve la importancia de la pobreza y del desarrollo no sostenible para la propagación y repercusiones del VIH/SIDA.
Las pocas medidas emprendidas por las empresas y su alcance limitado en la lucha contra el VIH/SIDA dan a entender que el sistema de las Naciones Unidas, las organizaciones bilaterales y multilaterales para el desarrollo, y las ONG internacionales; deberán moderar su entusiasmo respecto al papel, que como voluntario, desempeña, y puede desempeñar el sector empresarial en la lucha contra la pandemia; ya que deben reconocer que, por el momento, no existe un compromiso cabal y manifiesto por la cuestión ni siquiera en las grandes empresas y las regiones más afectadas, como es Sudáfrica.

Sin embargo, del análisis surge un posible camino a seguir que contaría con la participación de la comunidad financiera. Se señala que el VIH/SIDA puede suponer una importante amenaza para los resultados financieros de las empresas, tanto actuales como futuros. Por este motivo, la comunidad financiera debería tener un interés creciente en que las empresas en las que ellos invierten tomen conciencia de dicho riesgo y lo manejen debidamente. También se argumenta que este riesgo no puede manejarse efectivamente a través de iniciativas empresariales individuales, sino que requiere de una respuesta a nivel de todos los sectores de la economía. Por consiguiente, la acción conjunta de la comunidad financiera puede contribuir a institucionalizar las respuestas de las empresas, ampliando en gran medida la gestión con enfoque de riesgo, para incluir los riesgos que esta epidemia plantea a las economías y sociedades en su conjunto.

Jem Bendell es profesor visitante en la Nottingham University Business School, y consultor en organizaciones internacionales y no gubernamentales en materia de mundialización y desarrollo sostenible. Ha publicado numerosos artículos y dos libros sobre responsabilidad empresarial, incluido el volumen editado Terms for Endearment: Business, NGOs and Sustainable Development (Greenleaf Publishing, Sheffield, 2000). Para más información, consulte el sitio Web www.jembendell.com.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 14 Nov 2003
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1020-8216
    From: UNRISD