1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Sociedad civil y movimientos sociales

Peasants' Pursuit of Outside Alliances in the Process of Land Reform: A Discussion of Legal Assistance Programmes in Bangladesh and the Philippines



Para poder asegurar el acceso a la tierra y mejorar su productividad, las organizaciones campesinas necesitan apoyo externo. Su habilidad para establecer alianzas sólidas con ONGs, grupos de la Iglesia, sindicatos, partidos políticos, agencias para el desarrollo y otros actores pertinentes es clave para asegurar que sus tierras y las demandas relacionadas con sus fuentes de ingreso sean escuchadas por los terratenientes y las autoridades. Las organizaciones externas pueden proveer a las agrupaciones campesinas con información clave y otros recursos a los cuales no podrían acceder de otra manera, además de ampliar el espacio en el cual operan para movilizar apoyo para su causa.

Dentro de esta configuración de potenciales aliados externos, hallamos a los abogados y a otros representantes legales. De hecho, la más tenue y obviada de las alianzas en el proceso de reforma agraria es aquella entre las agrupaciones campesinas y los representantes legales. La reforma agraria es, claramente, una cuestión política, pero también una cuestión legal. La formulación y, más importante aún, la implementación de una legislación efectiva en materia de reforma agraria es un paso vital para el mejoramiento de las condiciones de vida del campesinado pobre.

A la luz de estas consideraciones centrales para este estudio, examinamos la búsqueda de apoyo legal de los campesinos en sus esfuerzos para asegurar sus derechos a la tenencia de la tierra. El rol de los abogados y grupos de asistencia legal tanto como posibles aliados como enemigos potenciales de los campesinos es críticamente analizado, así como también su determinación y capacidad de ayuda.

A fin de determinar cuál es el rol que los abogados pueden o podrían desempeñar, comenzamos con una discusión sobre la naturaleza exacta de las necesidades legales de los campesinos. La experiencia ha demostrado que aún cuando existe legislación progresiva en materia de reforma agraria, en la realidad, ésta no es implementada. Frecuentemente, esto sucede gracias al inmenso poder político y legal que los grandes propietarios poseen en los países en desarrollo, permitiéndoles manipular el sistema en su favor a través de trampas e inconsistencias legales y otros medios.

Este estudio resalta la miríada de importantes roles que la ayuda legal puede desempeñar: desde informar a los campesinos de sus derechos básicos, hasta el señalar a los gobiernos y al sistema legal aquellas áreas en las cuales la legislación sobre reforma agraria no ha sido todavía implementada en favor de los pobres de las zonas rurales. Los abogados también pueden ayudar a los campesinos en el usualmente largo y costoso proceso de llevar a juicio a propietarios y a otros individuos con mayor poder. La misma naturaleza de su profesión y el detallado conocimiento que poseen en cuanto a la legislación concerniente a derechos de propiedad, cláusulas sobre la tenencia de tierras, y declaraciones internacionales sobre los derechos humanos, nos indican el valioso papel que los abogados pueden llegar a tener para asegurar que los campesinos reciban aquello a lo que por ley tienen derecho y, además, monitorear el proceso legal para que conceptos de responsabilidad y transparencia sean respetados.

Este estudio señala la rareza con la cual abogados y servicios de asistencia legal desempeñan este rol en la realidad. Aunque la habilidad de los abogados para actuar como aliados de los campesinos es específica de un determinado contexto, visto en su totalidad, la disponibilidad de eficiente ayuda legal en zonas rurales es todavía débil. Para contrarrestar esta tendencia, ONGs y otros grupos de campesinos están incluyendo progresivamente la provisión de asistencia legal, conocimiento de las legislaciones pertinentes y programas de capacitación como parte de sus actividades. Aunque es posible presentar ejemplos de estas pocas iniciativas, la evidencia muestra que este proceso es muchas veces inhibido por la falta de recursos, especialmente financieros, así como también por la limitada cantidad de personas calificadas que desean trabajar en las áreas rurales para promover las necesidades legales de los campesinos.

Las cuestiones arriba mencionadas forman, sin duda, un conjunto de complejas dimensiones interrelacionadas. Para elucidar esta situación, son analizados estudios de caso en Bangladesh y Filipinas a fin de demostrar que, a pesar de la existencia de legislación y jurisdicción sobre la tierra favoreciendo a los aparceros, pequeños propietarios, mujeres y otros grupos, actores más poderosos han logrado mantener su fortaleza contra los derechos de esos grupos. En los casos de Bangladesh, aunque existen provisiones legales en favor de la distribución de khas gubernamentales de tierra a campesinos sin tierra, muy poco se les ha dado efectivamente. Algunas pocas ONGs y otros grupos se han involucrado en la mediación por las disputas sobre la tierra. La asistencia legal ha sido esencial en prevenir la evicción injusta de los campesinos de sus tierras, y les ha permitido defenderse de los cargos falsos de que fueran acusados.

En las Filipinas se analizan los casos de CARUFF y MAPALAD, sus orígenes y problemáticas. Estos casos reflejan una lucha legal muy compleja no sólo entre los campesinos beneficiarios y el sistema legal, sino también a nivel de luchas internas entre las diferentes agencias gubernamentales y los grupos comerciales. En ambos casos, a los agricultores beneficiarios les fueron otorgados títulos de propiedad legales bajo el Programa de Reforma Agraria Integrado, pero debido a los intereses de las élites políticas y económicas en las respectivas áreas, tuvieron que soportar constantes molestias legales y físicas. De todos modos, MAPALAD es un ejemplo alentador del alto grado de movilización y apoyo social que un grupo de campesinos puede despertar aún cuando debe confrontarse con poderosos oponentes políticos y económicos.

En la sección final, afirmamos que, en general, es esencial asegurar alianzas externas para: la crucial mediación en conflictos; la identificación de tierras para redistribución; concientización de la prensa; la obtención de apoyo político y público, etc. Más específicamente, la provisión de ayuda legal y el apoyo de los abogados incrementa las posibilidades de las organizaciones de campesinos de lograr sus objetivos. En realidad, las oportunidades para tales alianzas todavía son limitadas, y la justicia está frecuentemente lejos de ser el árbitro ciego y objetivo que teóricamente debería ser. Se considera que, para que verdaderos cambios ocurran en favor de la población rural pobre, se deben fortalecer las redes entre los campesinos y otros grupos de apoyo y, al mismo tiempo, procurar que los servicios de ayuda legal estén más al alcance de la mano. Si se desea que las acciones sociales relacionadas con los derechos sobre la tierra sean más efectivas, es crucial la movilización popular de los sectores de la población afectados.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 1 Jun 1999
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1012-6511
    From: UNRISD