1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Tecnología, empresa y sociedad

Les technologies de l’information et de la communication et le développement social au Sénégal Un état des lieux



Este es el primer informe que se publicará dentro del marco del proyecto de investigación de UNRISD sobre las Tecnologías de la Información y el Desarrollo Social en Senegal. En este informe, Olivier Sagna hace uso de un gran número de documentos, tanto publicados como no, para ofrecer una visión general de qué es lo que se conoce actualmente sobre el papel desempeñado por estas nuevas tecnologías en la economía nacional al igual que en la sociedad. Es particularmente valioso el empleo que el autor hace de la llamada “literatura gris”—informes del gobierno no publicados, documentos de seminarios y evaluaciones de expertos independientes.

El autor tiene varios objetivos. En primer lugar, proporciona las bases para una nueva investigación basada en los conocimientos ya existentes sobre las tecnologías de la información, para ampliarlos posteriormente. Así, el autor no sólo nos resume los estudios disponibles, sino que también señala sus tendencias y las lagunas existentes sobre la materia. En la sección final, el autor sugiere una serie de temas que podrían ser objeto de una futura investigación.

Más allá de esto, se encuentra un objetivo mucho más amplio: el de mejorar la calidad del debate nacional sobre la política de la tecnología de la información. Como observa Sagna, el problema no es tanto la falta de interés por este tema, como la discusión excesivamente dividida al respecto. Esto impide que se mantenga un constante debate público en los lugares en que debe celebrarse: centros de educación superior y de investigación, partidos políticos y cuerpo legislativo, sindicatos, asociaciones cívicas y medios de comunicación. La gente, en general, no está debidamente informada sobre las repercusiones sociales, económicas y políticas de la “revolución de la información” en Senegal y, en consecuencia, tiende a acatar la opinión de los expertos técnicos, quienes están escasamente familiarizados con las preocupaciones sociales. Parece evidente que una buena investigación social juega un papel esencial en la mejora del entorno que favorezca la toma de decisiones sobre políticas bien fundamentadas

El autor comienza con la historia general del desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en Senegal, desde el empleo del telégrafo por primera vez en 1859 hasta la notable expansión de la telefonía y el crecimiento actual del acceso a Internet. Actualmente, el país cuenta con una de las infraestructuras de telecomunicaciones y tecnología de la información más desarrolladas de África subsahariana. En este contexto, Sagna analiza el desarrollo de instituciones clave y de programas gubernamentales que han logrado que esto sea posible. El autor subraya el importante papel de la Sociedad Nacional de las Telecomunicaciones (SONATEL) en la creación de una infraestructura de calidad y en la prestación de un servicio eficaz. Al mismo tiempo, señala la importancia que ha tenido para el desarrollo del país la evolución del papel de la radio en la sociedad senegalesa. La paulatina liberalización de la radio FM—permitiendo la radiodifusión privada y local, sin el control inmediato del gobierno—fue crucial en el proceso de democratización en los años 90.

Aunque puede atribuirse al gobierno el mérito de que ya a mediados de los años 80 reconoció el reto que suponía asociar las TlC al desarrollo, ha resultado difícil coordinar y poner en práctica una serie de planes y programas que se elaboraron para utilizar las nuevas tecnologías en la tarea de superar los problemas sociales y económicos actuales. Sagna indica que ello está estrechamente relacionado con la división de responsabilidad sobre la política de las ITC dentro del sector público, y muestra el modo en que la lucha entre bastidores por su control ha supuesto un impedimento a la hora de aplicar una política nacional coherente y necesaria para reducir las distancias entre los que pueden y los que no pueden costear los nuevos servicios de las ITC. Para la realización de esta tarea será clave la existencia de una política liberal reguladora.

A continuación, el autor proporciona cifras actualizadas sobre el papel que las ITC desempeñan en la economía de Senegal. El sector de las telecomunicaciones representaba el 2,6 por ciento del PIB en 1996—cifra que se esperaba alcanzase el 3,5 por ciento para el año 2000. Además, en 1999 este sector creció aproximadamente un 9,5 por ciento, en comparación con el 6 por ciento de la economía en su totalidad. El acceso a los servicios tanto de telefonía móvil como fija se expandieron con gran rapidez en los años 90—en un primer momento, mediante el notable éxito económico de las pequeñas “tiendas de teléfonos” privadas, autorizadas por primera vez en 1992; y, en segundo lugar, mediante un aumento espectacular del uso del teléfono celular en estos últimos tres años (de 7.000 a 100.000 usuarios entre finales de 1997 y finales del 2000).

También ha aumentado el acceso a Internet, aunque más lentamente. Su gran avance se produjo en 1996, cuando SONATEL y la compañía Americana MCI firmaron un acuerdo que permitía actualizaciones técnicas, lo que marcó el comienzo de la era comercial de Internet en Senegal. Para el 2000, había ya 13 proveedores de servicios Internet en el país y aproximadamente 8.500 abonados registrados. Además, se abrieron una docena o más de cibercafés en Dakar, mientras se establecían más en la mayoría de las grandes ciudades de provincia. El hecho de que SONATEL ofrezca en todo el país una tarifa única de acceso a Internet está facilitando considerablemente el aumento del uso de Internet fuera de la capital.

Aunque hay un gran debate sobre las perspectivas del uso creativo de Internet en los sectores de la educación y la salud en Senegal, este tipo de utilización es incipiente. Es necesario hacer estudios sobre las experiencias obtenidas en casos anteriores. También es importante señalar la importancia que reviste la cuestión del coste. Las anteriores experiencias respecto del uso de las ITC en la educación a distancia, por ejemplo, indican que es costosa, y que tiene la capacidad de aumentar más que de reducir, las diferencias en la calidad de la educación entre los sectores más pobres y más ricos de la población. Este mismo problema se plantea al analizar la capacidad de las pequeñas y medianas empresas para usar adecuadamente los ordenadores e Internet: a menos que la formación sea adecuada y la asistencia técnica esté disponible, las inversiones en equipos y la conexión pueden perderse fácilmente.

Los planes del Gobierno para establecer una zona económica de 195 hectáreas, donde las empresas de alta tecnología pudieran beneficiarse de los incentivos fiscales y de las sinergias con la investigación inmediata y los centros de enseñanza –basándose de algún modo en el modelo del Gran Corredor Multimedia de Malasia - aún no han producido su fruto. Y, mientras tanto, parece que el crecimiento más dinámico del uso de las ITC ocurre en el sector informal. Los migrantes son usuarios particularmente importantes de teléfonos móviles y fijos, e incluso del correo electrónico y la telefonía de Internet.

Sagna concluye su informe con una serie de sugerencias para la realización de una investigación en profundidad. Entre éstas se encuentra escribir la historia sobre las estadísticas de SONATEL, ya que, primero, ha sido una empresa pública de gran éxito y, segundo, su privatización en 1996 plantea numerosas cuestiones sobre el futuro. El autor considera que la iniciativa de las “tiendas de teléfonos” también merece ser analizada detenidamente, y que deberían estudiarse las consecuencias que la telefonía móvil tiene para las inversiones de línea fija hechas por SONATEL. Además, deberían comprenderse mejor las características sociales de Internet y de los usuarios de los teléfonos celulares; también reviste gran importancia los efectos que la evolución de las ITC tiene en los jóvenes y las mujeres, dada su marginación generalizada en una parte importante de la sociedad senegalesa. Por último, Sagna subraya el papel tan importante que desempeñan los nuevos tipos de difusión de programas de radio para la democratización de Senegal, a la vez que sugiere la realización de estudios que estén más orientados hacia políticas que traten sobre los factores que favorecen u obstaculizan el crecimiento, no sólo de las emisoras FM privadas, sino también de la radio local.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 1 Jan 2001
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1020-8216
    From: UNRISD