1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Género y desarrollo , Política social y desarrollo

Agrarian Reform, Gender and Land Rights in Uzbekistan



En este documento, Deniz Kandiyoti analiza los resultados diferenciados desde la perspectiva de género de las reformas agrarias postsoviéticas en Uzbekistán. Su estudio se basa en el trabajo de campo realizado en las provincias de Andijan y Khorezm entre 2000 y 2001.

En la primera sección, Kandiyoti sitúa el proceso de reforma agraria en el marco de la economía política de Uzbekistán, país donde la producción de algodón destinada a la exportación representa un porcentaje considerable del producto interno bruto (PIB), los ingresos en divisas y el empleo. Tras la desintegración de la Unión Soviética, las finanzas públicas experimentaron una crisis que dio lugar a un doble proceso de desmonetización y de reagrarización en el sector rural de Uzbekistán, que aumentó considerablemente la dependencia de los terrenos domésticos y secundarios para la autosubsistencia, y de las actividades informales no agrícolas y ajenas a la agricultura. Los objetivos simultáneos de mantener los ingresos procedentes de la exportación de algodón y de facilitar un nivel básico de subsistencia a los trabajadores rurales consolidaron la división entre un sector estancado de pequeños agricultores y el sector de la exportación, dependientes el uno del otro. En este estudio, Kandiyoti muestra cómo la distinción por género como tema central de estudio, puede ayudar a comprender la naturaleza y los mecanismos de esta dependencia mutua.

En la segunda sección, la autora maneja datos de empresas para ilustrar el proceso de la reestructuración agrícola. El cambio de granjas colectivas a sociedades por acciones (shirkats) se ha traducido en una disminución de la fuerza de trabajo que ha afectado considerablemente a las mujeres. La liquidación de granjas colectivas en beneficio de granjas independientes, organizadas como Asociaciones de Granjeros, ha consolidado la gestión agrícola como un trabajo concebido para hombres. Además, si bien el rendimiento laboral de las mujeres en los terrenos domésticos y secundarios y en la producción del algodón ha seguido siendo alto, éstas se incorporan cada vez más a la fuerza de trabajo como miembros de la familia no remunerados o como jornaleras con salarios insignificantes.

Por último, Kandiyoti analiza las opciones en continuo cambio que tienen las mujeres rurales para ganarse la vida. Las ocupaciones no agrícolas en los sectores de la salud, educativo y de industria rural acusaron principalmente los efectos de la recesión postsoviética. Para muchas mujeres, las formas precarias de autoempleo en el sector comercial informal y de los servicios siguen siendo las únicas oportunidades alternativas de generar ingresos. Sin embargo, la presión aumenta cada vez más en estos segmentos del mercado del trabajo, debido a la oferta excesiva de mujeres desempleadas y poco calificadas, por lo que este tipo de diversificación está adquiriendo un carácter involuntario. Otra tendencia que reduce las posibilidades de que las mujeres encuentren un empleo remunerado es la creciente informalización del contrato matrimonial. El registro oficial del matrimonio y el divorcio se consideran obligaciones costosas, de las que puede prescindirse apoyando el nikoh y el talaq (matrimonio y divorcio islámicos). Aunque no ha habido cambios legales que sancionen la poligamia o el divorcio unilateral, cada vez más personas pueden recurrir a los mismos en la práctica. Actualmente, la representación organizada de los intereses de las mujeres rurales pobres y sin tierra, parece una posibilidad remota en un contexto donde las asociaciones profesionales, los partidos políticos y las organizaciones de la sociedad civil, tales como las ONG, no tienen una presencia significativa.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 1 Jun 2002
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1020-8208
    From: UNRISD