1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Mercados, empresas y regulación

Corporate Social Responsibility in Indonesia: Quixotic Dream or Confident Expectation?



En el último decenio ha surgido, particularmente en América del Norte y Europa Occidental, un movimiento bastante influyente para mejorar la acción social y ambiental de las grandes empresas, sus filiales y proveedores en los países en desarrollo. Al estudiar el caso de Indonesia, en estas páginas se evalúa la eficiencia demostrada por este planteamiento. Se abordan dos cuestiones fundamentales.

En primer lugar, ¿pueden la responsabilidad social empresarial (RSE) y las iniciativas voluntarias concomitantes cambiar realmente el comportamiento de las empresas transnacionales en la vida cotidiana? En segundo lugar, en esta fase de su desarrollo y en el contexto de la crisis, es importante para Indonesia la responsabilidad social empresarial? El debate se desarrolla en cuatro secciones principales. En la primera se hace referencia a factores históricos y culturales, que impiden cambios importantes en la acción social y ambiental de las empresas. En la segunda sección se examinan los códigos de conducta y su consideración en Indonesia. La tercera parte se refiere a las consecuencias ambientales de las grandes empresas, poniendo particular énfasis en la industria minera y del aceite de palma. En la conclusión se analiza la importancia de la responsabilidad social empresarial para Indonesia.

El debate acerca de los códigos de conducta expone el punto de vista tanto de la sociedad civil como de las empresas transnacionales en lo concerniente a la aplicación, logros y limitaciones de dichas iniciativas. Según la evaluación de la autora, los códigos son esencialmente defectuosos por diversos motivos: pueden servir para excluir a las empresas del sistema de reglamentación nacional y para evitar el sistema de negociación tripartita que constituyó una de las principales reformas del trabajo de los últimos años; el proceso y los resultados de la supervisión suelen ser confidenciales; por lo general, los inspectores sólo acceden a una o dos plantas elegidas por el cliente; la supervisión a menudo se lleva a cabo a través de empresas de contabilidad, cuyos conocimientos técnicos no bastan para abordar los problemas a menudo complejos de salud e higiene en las plantas de producción; las sanciones por inobservancia de las normas son mínimas o inexistentes; los códigos suelen elaborarse en la sede central y raramente en consulta con los sindicatos o terceros; los códigos de escasa especificidad técnica son frecuentes en empresas donde predominan las mujeres; los códigos sólo conciernen a un pequeño porcentaje de los trabajadores del país; y las empresas insisten a menudo en que las filiales y subcontratistas mejoren las condiciones, pero pocas facilitan recursos para apoyar dicho cambio.

El gobierno de Indonesia y algunas empresas transnacionales han tratado de mejorar la acción ambiental, pero dichas iniciativas por lo general se limitan a un número reducido de empresas. Algunas iniciativas estatales relativas al control de la contaminación atmosférica estaban encaminadas a motivar el cambio, mencionando, elogiando y avergonzando a las empresas. Se han logrado algunos resultados merced a los esfuerzos desplegados, pero el activismo del consumidor sigue siendo relativamente débil, la crisis económica ha conducido a la limitación de los recursos estatales y empresariales destinados a las iniciativas ambientales, y sólo una minoría de empresas participantes ha adoptado medidas importantes para mejorar los sistemas de gestión ambiental. La participación empresarial en los sistemas de certificación internacional, como ISO14000, sigue siendo mínima. Las empresas que aparentemente han adoptado el lenguaje de la responsabilidad empresarial (como las empresas mineras) suelen ser aquellas que han sido objeto del activismo internacional de la sociedad civil.

Al examinar la RSE en el marco del desarrollo cultural, económico y social, y considerando la agitación en Indonesia, la autora concluye que dicha responsabilidad sigue siendo un ideal. La transformación actual está provocando inestabilidad, miedo y violencia. En este contexto difícilmente puede considerarse una noción tan abstracta como la RSE. Sin embargo, este es el momento oportuno para empezar a establecer las instituciones, los fundamentos educativos y la capacitación en materia de gestión necesarios para llevar a cabo una reforma empresarial y política, y de los que puede derivarse la responsabilidad social empresarial. Es preciso que cualquier aplicación más amplia de las necesidades de la RSE se deba a la creencia de la población nacional en su necesidad, y que no se ignore como una moda más del mundo occidental. Es evidente la tensión que existe entre las personas de los países en desarrollo que consideran la RSE una imposición más de los valores occidentales, independientemente de su atractivo, y las personas de los países desarrollados que, quizá cínicamente, desean consumir conscientemente.

En estos momentos de la historia de Indonesia, la RSE propiamente dicha sólo puede ser una imagen proyectada en una pantalla—un esbozo sin apenas profundidad. Si bien están de moda conceptos como el buen gobierno y la responsabilidad social empresarial, y están provocando la aparición de un nuevo lenguaje y equipos de expertos, Indonesia se enfrenta actualmente a dificultades quizá más básicas, relativas a la simple supervivencia nacional. La gestión es una capacidad nueva y emergente en Indonesia. El tipo de cambio cultural orientado a un proceso en una organización que exige la RSE supone capacidades de alto nivel, así como un proceso consultivo activo horizontal, que se opone al liderazgo patriarcal vertical propio de las estructuras comerciales y administrativas en Indonesia, tanto en las empresas nacionales como transnacionales.

Si bien es justo declarar que la RSE contribuye positivamente a los derechos humanos de las personas que trabajan en empresas transnacionales, debe señalarse igualmente que esto afecta solamente al reducido número de empresas en que se centran los consumidores o a aquellas que piensan de un modo ético y responsable. Otras empresas no se muestran tan favorables. Estas anomalías y el enfoque poco sistemático propio del movimiento de la RSE deberían alertar a los ciudadanos de todo el mundo sobre la necesidad de un planteamiento más sistemático.

Habida cuenta de estos hechos, las consecuencias de la crisis económica de Indonesia han exigido evaluar nuevamente la política económica y de inversión, así como la gestión empresarial en el país. La filosofía previa a corto plazo deberá abandonarse y sustituirse por el tipo de visión pragmática y de futuro a largo plazo que exige la auténtica responsabilidad social empresarial y que apoyan los principios comerciales islámicos. Esto dependerá en gran parte de la profundidad del proceso de reforma. Sin embargo, existe el riesgo de que la RSE y las iniciativas voluntarias se desvíen de los problemas reales de la reforma jurídica y el desarrollo social y político a varios niveles. Si bien la RSE beneficiará a un pequeño porcentaje de trabajadores de Indonesia y a aquellos cuyas vidas se cruzan con las empresas transnacionales, el desarrollo y la adhesión a un ordenamiento jurídico justo y a una reforma institucional redundarán en beneficio de toda la población. Sin la introducción de estos cambios, la RSE probablemente siga siendo superficial.

La historia reciente de Indonesia está llena de ejemplos de organismos que defienden la última tendencia internacional y que felicitan a Indonesia por un cambio ilusorio. Cabe preguntarse si la RSE puede representar actualmente para Indonesia algo más que una reforma estructural general. Si bien hay quienes defienden que la RSE prepara el terreno para el desarrollo político, la autora defiende que toda aplicación eficiente de la RSE exige el mecanismo de un gobierno democrático y una sociedad civil eficientes. En el caso inverso, las empresas dirigirían el proceso, y no lo contrario.
  • Publication and ordering details
  • Pub. Date: 1 Dec 2001
    Pub. Place: Geneva
    ISSN: 1020-8216
    From: UNRISD