1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back

La política social transformativa contribuye al desarrollo económico y a una mayor justicia social

1 Dec 2011


La política social transformativa contribuye al desarrollo económico y a una mayor justicia social
Pueden escuchar el podcast completo utilizando el link Media Files a la derecha.

Hoy nos acompaña Katja Hujo, coordinadora de investigación del Programa de Desarrollo Social de UNRISD. Con ella repasaremos las conclusiones del Segundo Simposio Internacional “Pensar el Mundo desde las Ciencias Sociales” que a principios de septiembre organizó el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de México, y en el que ella misma intervino.

El Simposio invitaba a los participantes a re-pensar sobre las teorías en torno a la política social... parece claro que siguen siendo vigentes dos modelos, uno universalista que sitúa al Estado en el centro del aprovisionamiento social y otro que da una mayor voz al mercado. ¿Desde el punto de vista teórico, dónde estamos exactamente y cómo hemos llegado hasta aquí?

Katja Hujo: En los años 50, 60 y hasta los 70 el mundo en general vivió un periodo de crecimiento y de pleno empleo. La política social fue diseñada según el modelo universalista en muchos países. Sin embargo, este enfoque universalista se basaba en derechos sociales derivados de una participación en el mercado de trabajo formal, y en este sentido, obviamente estaban excluidos quienes no participaban en el mercado de trabajo y también en cierto modo se reproducían las desigualdades que tienen su origen en el mercado de trabajo. En este periodo se logró una expansión considerable del acceso de la población a servicios sociales y a la protección social. Este modelo fue muy criticado en la llamada época neoliberal donde se empezó a dar más importancia al papel mercado y a la responsabilidad individual para la protección social. Se cambió el paradigma de la política social y vemos una combinación de asistencia social del Estado para los pobres con otro pilar de protección social y servicios sociales privados para quienes pueden pagarlos. Después de muchas críticas hacia este modelo en este momento vemos cómo cambia el paradigma de la política social otra vez hacia un modelo más universalista. Pero lo que diferencia al nuevo modelo es que se basa en derechos sociales. Se trata de garantizar a los ciudadanos un acceso a servicios sociales y a protección social pero no solamente si participan en el mercado laboral, del que muchos están excluidos, sino porque este acceso es un derecho de ciudadano y es un derecho humano, en el fondo.

El enfoque de UNRISD, en este sentido, es el de la Política Social Transformativa... en torno al que pivotaba la presentación de Katja Hujo. ¿Cuáles son los elementos básicos del modelo que se plantea?

Katja Hujo: Justamente un modelo de política social transformativa se basa en derechos universales. Lo que nosotros en UNRISD tratamos de enfatizar es que la política social tiene más de una función. No solamente es una política que trata de proteger a las personas contra riesgos como enfermedad, desempleo, vejez, etc., sino que la política social tiene una función muy importante para la producción, para el sector económico, para la redistribución de recursos entre distintos grupos de ingresos y también para el sistema de reproducción, es decir, la reproducción de la fuerza laboral y el trabajo no remunerado que se hace dentro de la familia. En este sentido, una política social transformativa no solamente contribuye a la protección sino también al desarrollo económico y a una sociedad con más justicia social y más democráticamente organizada.

En el Simposio, organizado por la Universidad Autónoma de México, la situación de este país fue uno de los temas más destacados. Se habló sobre todo del programa Oportunidades, de sus luces y sus sombras. ¿Qué nuevos retos ha planteado Oportunidades a la sociedad mexicana?

Katja Hujo: El programa Progresa después llamado Oportunidades ha sido un programa muy importante en el esfuerzo del gobierno por combatir la pobreza y aumentar la igualdad en el país. Oportunidades es un programa de asistencia social con corresponsabilidades. Son transferencias de ingresos para familias pobres a condición de que estas familias envíen a sus hijos a la escuela y a visitas regulares en centros de salud. En este sentido se trata de combinar una ayuda al ingreso de estas familias con una inversión en capital humano, en educación y salud. Creo que este programa ha sido un éxito y no es una sorpresa que se haya copiado en otros países; es uno de los programas más conocidos de este tipo. Sin embargo en el Simposio se ha discutido es que hace falta más para lograr realmente una protección universal en materia social. El problema de Oportunidades es la cuestión de cómo los estratos pobres pueden participar en el crecimiento económico, cómo pueden tener empleos de calidad, cómo pueden salir de la dependencia de una ayuda del Estado. Esto requiere una respuesta de políticas mucho más diversas, en términos de servicios sociales o de mercado de trabajo. La gran pregunta es cómo combinar este programa con otros programas de política social para crear un sistema coherente e integrado.

El modelo, el de las transferencias condicionadas que se contrapuso a un modelo de desarrollo social basado en derechos. ¿Qué ventajas introduce esta nueva óptica?

Katja Hujo: Yo creo que la diferencia fundamental entre un sistema de asistencia social que continua siendo un programa para pobres y una política social para el ciudadano, es que ésta no se separa a la población pobre del resto de la sociedad. En este sentido crea una oportunidad para construir el fundamento de un contrato social donde tenemos vínculos de solidaridad entre diferentes grupos sociales y de ingreso, algo que es realmente importante para crear más cohesión social y una sociedad más integrada.

La sociedad civil organizada es fundamental para el cambio, lo dijo a UNRISD Rosalba Casas, la directora del Simposio. ¿En qué medida se trató el tema de los movimientos sociales y qué líneas quedaron abiertas para futuras investigaciones?

Katja Hujo: Yo creo que si uno habla de un nuevo paradigma de política social basado en derechos de ciudadanía, en derechos humanos, es muy importante la participación de la sociedad civil. La cuestión es de quién hablamos cuando hablamos de sociedad civil. Vemos que en el pasado reciente ha habido una activa participación de organizaciones no gubernamentales en la implementación de la política social neoliberal. Por otro lado, es importante también la participación de la sociedad civil organizada como sindicatos, asociaciones empresariales etc., para garantizar que la política sociedad tiene sustentabilidad, tiene un compromiso fiscal, y que los grupos importantes de la sociedad realmente se comprometen con algo que se podría llamar un contrato social. Al mismo tiempo es importante que hay movimientos sociales como el movimiento feminista, el movimiento de indígenas, el movimiento ecologista que no son iguales a los sindicatos u otros grupos importantes organizados del estado corporatista pero que sin embargo tienen ideas importantes, demandas importantes, y estos grupos tienen que crear alianzas con aquellos otros grupos de la sociedad civil para realmente sustentar un modelo de desarrollo más progresista pero también más duradero, más sostenible.

Katja Hujo, coordinadora de investigación del Programa de Desarrollo Social de UNRISD, gracias por dedicarnos este tiempo.

Para UNRISD, Mónica Montes en Ginebra