1963-2013 - 50 years of Research for Social Change

  • 0
  • 0

Back | Programa: Mercados, empresas y regulación

Empresas y la reducción de la pobreza

  • Proyecto de: 2005 a 2010


Las empresas comerciales están asumiendo un papel más activo en los programas y proyectos para la reducción de la pobreza que aspiran a mejorar el bienestar de los grupos de bajos ingresos y de las personas excluidas. Esto ha ocurrido en un contexto en el que la reducción de la pobreza ha subido un escalafón en las prioridades del desarrollo internacional; en el que la capacidad del estado y la responsabilidad para la protección social en los países en desarrollo han sido limitadas; y el principio de la co-responsabilidad para el desarrollo social ha sido promovido como un aspecto de base para el buen gobierno. Muchas grandes empresas y organizaciones comerciales han respondido a través de la filantropía a favor de los pobres, las iniciativas “anti-sweatshop”, el bienestar social empresarial, la inversión social empresarial en el desarrollo de la comunidad local, y la participación en las asociaciones público-privadas vinculadas con la reducción de la pobreza, a nivel mundial, nacional y local.

Paralelamente a estos avances, ha habido una expansión de la llamada economía social o de solidaridad, donde participan los productores y las empresas comprometidos con las formas de producción y de comercio que potencialmente combinan los objetivos económicos principales con la protección social, la redistribución y el empoderamiento. Esta expansión es particularmente evidente en relación con los programas de comercio justo que pagan a los pequeños productores agrícolas un precio arriba del precio de mercado por la materia prima. En algunos países las cooperativas han revivido. Más recientemente, la atención de los académicos y las agencias donantes se han centrado en buscar maneras en las cuales las empresas podrían contribuir en el alivio de la pobreza, al estimular la iniciativa empresarial, los mercados de consumo y las redes de cadenas de suministro en la así llamada “base de la pirámide”, es decir, entre los grupos de ingreso más bajos y las comunidades pobres que representan la mayoría de la población mundial. (Prahalad 2005).

Varias conferencias, instituciones y comisiones de las Naciones Unidas han promovido estos enfoques; entre otras la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización, la Comisión del PNUD para el Sector Privado y el Desarrollo, el Proyecto del Milenio de las Naciones Unidas y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, al igual que las asociaciones público-privadas tales como varios programas de salud global y numerosos proyectos en los países en desarrollo. Las instituciones financieras internacionales, las agencias bilaterales, las sociedades comerciales, y las ONG también apoyan estos enfoques.

Hay considerable debate en torno a la eficacia de estas iniciativas para mitigar la pobreza. Algunos consideran la creciente participación corporativa en los esfuerzos para reducir la pobreza una manera necesaria e innovadora para movilizar los recursos tan necesarios, unir las capacidades y el conocimiento de los Estados, negocios y ONG e involucrar personas y organizaciones dinámicas del sector privado que complementen los esfuerzos de los gobiernos y de las ONG. Sin embargo, existe la inquietud que la participación de las grandes corporaciones en los esfuerzos para reducir la pobreza sea una fachada política, que no sea congruente con las necesidades y prioridades del desarrollo nacional. Algunos temen que sea una cortina de humo para aumentar la ventaja competitiva corporativa, la participación en el mercado y la captura institucional o que sea una estrategia que se centre demasiado en la protección social en lugar de otros aspectos cruciales de la reducción de la pobreza relacionados con los derechos, el empoderamiento y la redistribución.

Este proyecto examinará la eficacia de la agenda contemporánea de las empresas en cuanto a la reducción de la pobreza, al analizar iniciativas específicas y más en general, en cuanto al enfoque estratégico para reducir la pobreza y mejorar la contribución de las empresas al desarrollo económico, social y sostenible.

Research findings are being published in the forthcoming UNRISD flagship report (2010):
Utting,P. and Buchholz, R. “Business, Power, and Poverty Reduction” in Combating Poverty and Inequality, UNRISD 2010: Geneva.